Amor de madre y su ‘sirirí’, más poderosos que quienes no querían que hallara a su hijo muerto

Fabiola Lalinde no descansó desde 1984 para que Ejército, responsable de desaparición de Luis Fernando, le devolviera 69 huesos del joven en una caja de cartón.