El mercurio contaminó la ciénaga de Ayapel y ahora envenena a personas, animales y cultivos

Proviene de minas de oro ilegales y destruye el sistema nervioso, los riñones, provoca abortos y malformaciones. De 1.600 habitantes la mitad están intoxicados.