Lo que pareció un mal revés se convirtió en un tiro ganador del mejor tenista colombiano

Santiago Giraldo, el primero de este deporte en participar en unos Olímpicos, estuvo a punto de tirar la raqueta. El 9 de abril pasado tuvo su revancha.