Martín Santos, el soldado más fiel del presidente

Afirma no tener influencia alguna en el Gobierno de su padre, tampoco subestima el poder de las redes sociales. Como delfín, prefiere nadar en otras aguas.