Nicolás Merizalde huyó del monstruo del vicio y ahora saca a otros del fondo

Por 11 años, desde los 14, consumió drogas y alcohol. Reconoce tener una enfermedad incurable y lleva 22 años limpio. Afirma que una recaída puede ser mortal.