calle del Bronx

Imágenes descubrieron la conspiración entre uniformados de Los Mártires con sayayines. No solo recibían sobornos, también abusaban de habitantes de la calle.

Durante años los unió el vicio, el frío y el hambre. Dan fe de que hay un cocodrilo, Pepe, al que le lanzaban algunos de los cuerpos que yacen entre el cemento.