Radicado en Colombia hace 17 años, este estadounidense siguió el rastro de sangre de la violencia en el país. Ahora va tras la cultura de paz en un socavón.

Don Lázaro es una de las 36 millones de personas en el mundo que padecen alzhéimer. Su hijo, José Alejandro, decidió documentar sus más recientes años de vida.