Con 90 años, el catedrático afirma que Francisco está pavimentado el camino del anticristo y cree que las FARC, como van, pueden ir al cielo.