‘Ne me quitte pas’ en versión salsa catapultó al ascenso al vallecaucano, que antes de encontrar la fama vivió tres años en una estación del metro de París.

Esta mujer, blanca y de 1.90 m de estatura, no sabe mover las caderas pero cuando interpreta la trompeta no hay quien pueda quedarse quieto en la pista de baile.

Integrantes de “Son callejero” se dieron el lujo de tocar con el “Grupo Niche” y “Los Tupamaros”, entre otros. Pero lo perdieron todo por las malas decisiones.

Este caleño criado desde la cuna con la mejor música, hoy a sus 53 años, es considerado uno de los bailares más talentosos del país.