Stephen Ferry

Radicado en Colombia hace 17 años, este estadounidense siguió el rastro de sangre de la violencia en el país. Ahora va tras la cultura de paz en un socavón.