Yuri Buenaventura

‘Ne me quitte pas’ en versión salsa catapultó al ascenso al vallecaucano, que antes de encontrar la fama vivió tres años en una estación del metro de París.