Vea el capítulo 158 de Los Informantes

En las FARC ya no se oyen balas sino el llanto de los bebés, víctimas de cura pederasta aún esperan reparación y la película grabada con celular en Cartagena.