Narcocorridos, género musical donde los bandidos son los buenos de la película

México pone los cuentos macabros que inspiran estas canciones pero es en Los Ángeles, en EE. UU., donde bandas como los Buknas de Culiacan ven el dinero.