Omar Medina pasó de la cárcel, las drogas y la indigencia a llenar auditorios

“Los vicios son muy ricos y muy malos”: en prisión se le abrió la puerta al infierno. Una guitarra fue su compañera y hace más de una década salió del fondo del abismo.